María Cristina y Jorgelina ¡PRESENTES!

Lili Daunes escribió alguna vez: “Somos guardianas de la memoria. Por eso, nuestras hermanas, caídas, desaparecidas, quemadas en esas y otras hogueras, vienen ardiendo en nosotras”.
Hagamos memoria entonces…
Hacer memoria implica asumir que los sucesivos conflictos sociales que atraviesa el Pueblo chubutense son producto de una crisis profunda y acumulativa, diseñada para beneficiar a lxs de siempre a costa de la expoliación de los bienes comunes y del ajuste sobre el Pueblo trabajador.
Chubut, septiembre de 2019. Se percibe a lo largo y ancho del territorio una atmósfera de digna rabia: acampes, cortes de ruta, edificios públicos ocupados, trabajadorxs en lucha contra las medidas de un gobierno nefasto.
Lxs trabajadores estatales tuvimos que soportar el pago escalonado de sueldos y el corte de la obra social, mientras observábamos cómo impunemente se “premiaba” a la planta política – con Mariano Arcioni a la cabeza- con un aumento del 100% en sus sueldos. Tal vez esa fue una provocación más, como lo fue la golpiza propinada a lxs docentes en Comodoro, en plena madrugada, en zona liberada, a manos de una patota de cobardes comandados desde las sombras por Massoni.
En ese contexto, el 17 de septiembre se realiza un Plenario Provincial de Delegades convocado por ATECH.
Jorgelina y María Cristina, trabajadoras de la educación, profesoras de la Escuela Nº 738 del barrio San Cayetano de Comodoro Rivadavia, delegadas escolares, compañeras… como vos, como yo, como tantas y tantas, viajan a ese plenario, debaten y acuerdan un plan de lucha provincial, marchan por las calles de Rawson y finalmente, emprenden el viaje de regreso a Comodoro junto a tres compañeras más.
Sabemos lo que sigue… el accidente que se lleva la vida de dos compañeras y nos deja, a quienes estábamos organizando el acampe frente de la Legislatura, momentáneamente detenidxs, suspendidxs… nos vemos en los rostros desencajados de nuestrxs compañerxs, se escuchan gritos, las lágrimas nos nublan la vista, la impotencia ante la muerte injusta nos deja sin reacción por un instante, tal vez el más eterno para muchxs de nosotrxs. ASAMBLEA IMPROVISADA, BRONCA DESATADA. Sabemos que tenemos la obligación y el compromiso de no bajar los brazos ¡LA LUCHA CONTINÚA!
La respuesta del gobierno, como siempre, cínica: decreta dos días de duelo provincial. La respuesta del colectivo docente, digna: profundizar la lucha.
17 de septiembre de 2022, sabemos que el contexto es diferente pero igualmente duro.
Hoy, a tres años de ese doloroso 17, volvemos a decir que Ustedes, compañeras María Cristina y Jorgelina, arden en nosotras, siguen vivas en nuestras luchas y habitarán por siempre en la memoria colectiva.
Texto escrito por dos trabajadoras de la Educación, afiliadas a ATECH, quienes no conocimos a Jorgelina y María Cristina, pero nos sabemos y sentimos sus compañeras. Gabriela Jaime (delegada Esc. N° 767 – Esquel) y Elisa Cueto (Secretaria de Género – JEP ATECH).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *